viernes, 15 de julio de 2011

Vida 2.0: El retorno

¡He vuelto!

Y os preguntaréis, ¿pero esta muchacha dónde se había metido? Pues veréis, es que el último mes ha sido muy entretenido: terminé los exámenes de la universidad (que también han sido los últimos, ya me queda un poco menos para ser ingeniera), que me quitaron mucho tiempo y concentración y consiguieron que mis pobres neuronas disminuyeran en una cantidad considerable; para colmo, en cuanto acabé, me operaron de la pobre boquita, así que he estado mis primeros quince días de las vacaciones a base de zumitos, sopitaqs y liquiditos varios, y gesticulando y gruñendo de una forma poco comprensible para el ser humano (vale, sí, lo reconozco, no es lo mío), por lo que me fue imposible poder actualizar y menos, grabar algún video para el blog. Es más. os puedo decir que después de haberme trabajado una súper idea para presentarme al premio Robertus Fanta para irme de Personal Shopper, haber cosido un vestido para la ocasión, y haber grabado las primeras tomas, me ha sido completamente imposible terminar el vídeo a tiempo (el plazo finalizó ayer mismo, ¡maldición!), con lo que ha conllevado mi rabieta y posterior decepción conmigo misma :(

Pero no todo son malas noticias, ¡no, señor! Tengo el placer de comunicaros que me invitaron a asistir a la Campus Party, un evento de una semana de duración que se hace en Valencia una vez al año, y congrega a internautas de todo tipo, una experiencia que os invito a vivir, porque es impresionante. Es más, os puedo decir que yo pensaba como vosotros, sí, que esto estaría plagadito de frikilondios sin mayor afición ni empleo que pasarse el día cara a la pantalla del ordenador. Y sí, los hay, muchos; pero también hay gente muy interesante a la que he podido conocer. Incluso Fashionísima, Chicisimo y Demodé vinieron a dar una charla de Moda 2.0 que no debéis perderos, en breve os enseñaremos nuestra crónica del evento en Dreaming Alba News.

Así que por hoy ya os voy a ir dejando, sólo recordaros que a partir del lunes ya nos leeremos con total regularidad.


¡1 beso, soñadores!